ALBERT EINSTEIN (1879-1955)


Última pizarra de Einstein


Albert Einstein escirbió en una carta a Hedi Born, esposa de Max Born, con fecha del 12 de abril de 1949:

Me interroga sobre mi actitud ante la vida. Prefiero dar que recibir, en cualquier circunstancia; no doy importancia a mi persona, ni a la acumulación de riquezas; no me averguenzo de mis debilidades, ni de mis errores y tomo instivamente las cosas con humor y equidad. Existen muchas personas como yo y no comprendo en absoluto que se haya hecho de mí una especie de ídolo. Es, sin duda, tan incomprensible como el misterio de una avalancha, donde un solo grano de polvo basta para desencadenarla, y que toma un camino bien determinado.

Habiendo vivido dos guerras mundiales, Einstein siempre mostr\'o un gran escepticismo en cuanto a las cualidades del hombre:

Sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, y no estoy seguro de lo primero.